Entradas recientes

Quita el brillo de tu cara de forma natural

Quita el brillo de tu cara de forma natural | Ninacuro Ecuador

20 Dic Quita el brillo de tu cara de forma natural

Mantener la salud de la piel del rostro es un reto complejo. A veces nuestro rostro luce brillante por distintas causas y nuestra zona T suele ser la más afectada. Por ello, quita el brillo de tu cara de forma natural siguiendo los consejos que te da Ninacuro.

 

  • Lava tu rostro dos veces al día. Esto se aplica sobre todo a las personas con exceso de producción de sebo. Usa agua fría y un jabón sin componentes grasos.
  • Aplica un exfoliante, remueven células muertas y el exceso de grasa. Prepáralo naturalmente, con miel, azúcar morena, café granulado o sal.
  • Usa un tónico facial. Estos penetran en los poros para ayudar a la eliminación de impurezas y puntos negros. Intenta con una infusión de perejil, agua de rosas o una loción de limón.
  • Aplica una crema hidratante, busca una con más contenido en agua. Otras opciones más naturales son: gel de aloe vera, crema de pepino, mascarilla de melón o de papaya.
  • Evita el estrés y la ansiedad. Estas emociones incrementan la segregación de grasa. La tensión produce que se liberen más toxinas dando como resultado, brillo en nariz y frente.
  • Aplica maicena, tiene propiedades absorbentes que se deshacen del exceso de aceite.  Elabora una mascarilla: mezcla 3 cucharadas de maicena + agua tibia (la necesaria para lograr consistencia). Frotala en tu rostro y déjala secar, después enjuaga con agua tibia y aplica un tónico hidratante. Hazlo al menos 3 veces por semana.    
  • La mascarilla de manzana tiene propiedades astringentes e hidratantes que equilibran la producción de sebo. Tritura una manzana y mézclala con avena, una clara de huevo y jugo de limón. Haz una pasta, ponla en tu rostro y déjala reposar por 15 minutos.  Enjuaga con agua fría.
  • Quita el brillo de tu cara de forma natural aplicando limón. Úsalo solo por las noches. Crea una loción con jugo de limón y agua, ponla, con un algodón, en las áreas más afectadas de tu rostro y  después enjuaga con agua fría.

Pon en práctica estos consejos y olvídate del cutis graso, confía en la fuerza de lo natural.

No hay comentarios

Escriba un comentario